Cargando...

Resumen de 2016 como fotógrafo de bodas

Os os traemos un resumen de las fotografías que este año 2016 hemos podido hacer como fotógrafo de bodas, un año cargado de muchas cosas entre las cuales nos sentimos orgullosos de subrayar la palabra emoción. Hemos preparado un video resumen con una selección de las fotos que más nos han gustado, no ha sido fácil hacer la selección entre todas las maravillosas historias que han pasado delante de nuestras cámaras, aunque hemos intentado representar nuestro trabajo como fotógrafos de boda con fotografías impactantes y creativas que os pueden dar un amplio conocimiento de nuestra labor para vuestro gran día.

En ocasiones no somos conscientes de lo rápido que pasa el tiempo hasta que frenamos, aunque sea por un minuto, y echamos la vista atrás. Con tanto trabajo y ajetreo del devenir diario apenas nos damos cuenta de que los días pasan acelerados. Para ser consciente de lo que uno ha logrado, y analizar en lo que se puede mejorar, es necesario observar y repasar lo que se ha hecho desde el punto de vista profesional. La fotografía es una disciplina que se encuentra en constante cambio y movimiento, por lo que quien no se actualiza o renueva queda anclado en el pasado, relegado a un segundo plano.

Un gran año como fotógrafo de bodas

Con el comienzo de un nuevo año, dejamos atrás las fotografías de estudio con temática navideña, con la que disfruté muchísimo retratando a pequeños y mayores, y empezamos a prepararnos para la época de los reportajes de comunión. Actualmente, con la llegada de la primavera hemos comenzado con ellos, y al mismo tiempo, nos encontramos inmersos en una nueva temporada de bodas, en la que sin duda seremos testigos de grandes momentos en los que parejas reales, con sentimientos reales, se darán el “sí, quiero”. Año tras año tratamos de renovarnos y avanzar, con el objetivo de conseguir que nuestros clientes tengan unas fotografías de boda únicas, emocionantes e impactantes. Para ello, siempre pongo en prácticas técnicas diferentes, utilizo nuevos aparatos tecnológicos y trato de enfrentarme a la realidad desde otros puntos de vista.

Sin duda alguna, 2016 fue un gran año, tanto personal como profesional. Conseguí varios reconocimientos públicos por mi labor como fotógrafo de boda, y logré que muchas jóvenes parejas me dieran la oportunidad de formar parte de sus vidas y contar su historia de amor. Tras mi objetivo capté instantes únicos en los que las emociones de los presentes estaban a flor de piel, retratando la realidad sin filtros, y nos trasladamos a diferentes puntos de la geografía española para conseguir hacer realidad vuestros sueños. Una sesión de preboda en Madrid porque es vuestra ciudad de residencia, una reportaje fotográfico de boda en Granada porque os casáis en uno de los enclaves más bonitos de la ciudad, o algunas fotografías de postboda en alguna playa de Almería donde os enamorasteis, son algunos de estos ejemplos.

Como ya sabréis aquellos que conozcáis mi trabajo o hayáis leído alguna de las entradas de este blog, soy fiel defensor del fotoperiodismo de boda. Estoy plenamente convencido de que las bodas son un momento clave en la vida de las personas, por lo que las imágenes que capto deben de plasmar lo que acontece a lo largo de todo el día de forma natural y real. No tiene sentido querer trasmitir algo que no está sucediendo o aparentar lo que no somos, porque el día de mañana buscaréis ansiosos esa fotografía en la que vuestro padre lloraba al veros con el traje por primera vez, esa otra en la que todos aparecíais riéndoos a carcajadas porque el niño de las arras había tirado la cesta por los aires, o aquella en la que vuestros mejores amigos aparecían bailando locamente junto a vosotros.

Con las pilas cargadas para la nueva temporada de bodas

Eso es lo que buscaban todas las parejas que confiaron en mi el año pasado. Con ellas pude compartir grandes momentos, de los que me dejaron formar parte. Todos y cada uno de ellos me aportaron algo nuevo y diferente que, a día de hoy, hace que mi trabajo sea mejor y de mayor calidad. Estas historias me recuerdan que cada persona tiene una forma de enfrentarse a la realidad pero que, al fin y al cabo, todos buscamos lo mismo: disfrutar de la felicidad con nuestros seres queridos. Por todo ello, hoy quiero agradeceros públicamente, el dejarme formar parte de vuestras vidas, el darme plena libertad para fotografiar el gran evento, y el volver a mi una y otra vez para dejarme seguir captando esos instantes especiales que se suceden a lo largo de la vida, como quedarse embarazada o tener un hijo.

Se que este año estará cargado de grandes momentos, al igual que el pasado. Que muchas otras parejas me dejarán disfrutar junto a ellas de grandes instantes, y que seguiré haciéndome un hueco en el mundo de los grandes profesionales de la imagen fija en España. Se que esta temporada de bodas será tan especial como lo fue la anterior, y que conseguiremos plasmar todas las emociones y sentimientos en las fotografías que realicemos, porque ese es mi trabajo, y ese es mi objetivo. Seguimos adelante con fuerza y muchas, muchas ganas. Una nueva aventura nos espera.

2017-09-18T07:34:38+00:00

Deje su comentario