Ventajas para celebrar una boda de día

Hoy os hablamos de las ventajas de celebrar una boda de día. Si estás pensando en casarte pero todavía no sabes si quieres que tu boda sea durante la mañana o la tarde, nosotros te ofrecemos un post con una serie de ventajas que, desde nuestro punto de vista, tiene el casarse al medio día.

Novios se besan tras el baile

Boda de día

Normalmente cuando las parejas nos eligen como sus fotógrafos de boda vienen con una idea preconcebida de como quieren que sea su boda, como no hay dos parejas iguales, cada uno ve sus ventajas de poner la hora en un horario u otro y claro, esa elección supone tener unas ventajas acerca e unas partes de la boda o algunas desventajas en otras.

Esta no es una decisión que pueda tomarse a la ligera ya que de esto dependerá el desarrollo del gran evento, y que tú, al igual que todos tus invitados, podáis disfrutar del enlace de una forma u otra. Para un momento y reflexiona sobre estos consejos que hoy te ofrecemos:

Familiares y amigos esperan a los novios en la puerta de la iglesia

  1. Ten en cuenta que si celebras tu boda por la mañana podrás disfrutar de muchas más horas de ceremonia. La luz es nuestra materia prima y aunque como fotógrafos profesionales dominamos cualquier tipo de situaciones para que las fotos de tu boda sean perfectas, hay ciertos momentos del día en el que la luz es menos agradable para poder hacer una sesión de fotos en exteriores, por eso en bodas de día, tendremos que buscar alguna localización para la sesión de fotos donde nos permita resguardarnos de la luz de sol cenital del mediodía.
  2. La comida al medio día se extenderá hasta altas horas de la madrugada, a no ser que el restaurante donde la celebres te exija marcharte en un momento determinado. Ciertas empresas suelen tener esta política porque, entre otras razones, algunas suelen celebrar varias bodas durante el día, por lo que necesitan que el salón se quede libre.
  3. Las bodas que se celebran temprano tienen la ventaja de ser más luminosas. La luz natural hará que tus fotografías sean impactantes. Asimismo, si existe una luz real cualquier entorno se convertirá en un buen lugar para realizar un reportaje de boda original y diferente. Además, si estás pensando en celebrar el evento en una estación distinta al verano, ten en cuenta que esta será, sin duda, la mejor opción puesto que las temperaturas serán algo más cálidas y los invitados no tendrán que recurrir a pesados abrigos. Además, podréis disfrutar de algunas horas de sol, lo cual, siempre se agradece en los meses de invierno. Todo esto depende también de si la boda es al aire libre o en una iglesia, ya que dependiendo de esto, la luz de día se puede volver en nuestra contra en vez de ser nuestra aliada.
  4. Piensa que, aunque cuando se celebran bodas de este tipo los novios y familiares más allegados se verán obligados a madrugar, aquellos que no se vean con fuerzas para continuar con la fiesta hasta altas horas pueden retirarse a casa a descansar cuando los novios bailen su primer canción como pareja a media tarde. Si muchos de los invitados a tu boda son niños y personas mayores te lo agradecerán considerablemente. Ellos prefieren disfrutar durante el día de la fiesta y acabar lo antes posible. Si por el contrario sois vosotros lo que no tenéis ganas de continuar con la celebración, podéis iros pronto a la cama. Así tendréis la oportunidad de descansar para el día siguiente en el que, seguramente, como marca la tradición, comenzaréis vuestra luna de miel.
  5. Además, si algunos de tus invitados han tenido que trasladarse desde otras ciudades para disfrutar del gran día junto a ti, podrán regresar a sus hogares esa misma tarde, por lo que se ahorrarán el tener que costearse una noche más de hotel.
  6. Asimismo, evitaréis poneros más nerviosos. Si tenéis que esperar todo el día a que llegue el momento esperado las ganas de que todo salga a pedir de boca irán en aumento, lo cual puede dar lugar a un mayor estado de ansiedad.
  7. El ambiente de las bodas de día siempre es mucho más relajado puesto que no se exige a los invitados llevar ningún tipo de etiqueta, al contrario de lo que ocurre con las bodas de tarde. En este sentido, las invitadas podrán llevar cualquier tipo de sombrero o pamela, y utilizar vestidos cortos, por lo que conseguirán ir más cómodas durante el enlace.

Novia mira su vestido antes de ponérselo

Como fotógrafo de bodas

Esperamos que, independientemente de la decisión que toméis, disfrutéis de vuestro enlace lo máximo posible. Tened en cuenta que este suele ser uno de los días más especiales para todos aquellos que se lanzan a dar el “sí quiero” a su pareja. Una suma de momentos e instantes dignos de recordar en los que vuestros seres queridos juegan un gran papel.

Novios casándose en la iglesia

2017-09-04T16:45:18+00:00

Un comentario

  1. […] muchas las bodas a las que hemos asistido esta temporada; de día o de noche, religiosas o civiles, al aire libre o en salones ceremoniales, con muchos invitados o, […]

Deje su comentario