Pongamos que hablo de Madrid, preboda urbana

 

 

Hoy os traemos una preboda más urbana de lo que os tenemos acostumbrados, pasamos un día paseando por Madrid con una pareja que quieren tener el recuerdo en la ciudad que viven y nosotros como fotógrafos testigos, que más podemos pedir… ¡Vamos a ello!

Casarse es uno de los momentos más importantes en la vida de una persona. Formalizar una relación es, en la mayoría de los casos, todo un evento que pocas personas afines a los novios se quieren perder. Sin embargo, son muchos los detalles que hay que preparar y organizar antes de que llegue el día clave, en el que la pareja, rodeada de familiares y amigos, pasa a darse el sí quiero. En el caso de Gema y Manuel, ambos lo tenían claro. A pesar de los nervios y el alboroto, no querían dejar pasar la ocasión de inmortalizar su amor en una sesión de preboda, en una ciudad que, después de tanto tiempo, se ha convertido en su hogar.

Diversos enclaves típicos madrileños se convirtieron en el escenario de esta sesión de preboda urbana

Ambos buscaban una sesión natural, espontánea, en la que no tuvieran que posar, ya que, tal y como me confesaron, odian hacerlo. Nos pasamos el día entero paseando por Madrid, fotografiando rincones escondidos y lugares archiconocidos como, por ejemplo, el Parque del Retiro, ubicado en el corazón de la capital, la Puerta de Alcalá, la Plaza de España y las calles del centro, entre otros muchos lugares emblemáticos. Gema y Manuel no pararon de sonreír en ningún momento, por lo que me consta que disfrutaron de la sesión como niños pequeños, al igual que nosotros. Y es que la complicidad que la pareja trasmite es la propia de unos jóvenes enamorados que comparten sus vidas desde hace ya doce años. Ellos se conocieron en el pueblo jiennense de Porcuna, que fue testigo de como su relación se formalizaba a medida que pasaban los años. Ella vivía en Madrid, por lo que al principio, la distancia que existía de por medio se tornó un problema. Por ello, con el paso del tiempo, él se trasladó también a la misma ciudad. El paso del tiempo hizo que la relación se hiciera cada vez más fuerte.
Ambos se mostraron tranquilos durante la sesión de preboda en Madrid, a pesar de que faltan ya pocos días para que llegue el momento esperado. La pareja intercambiará los anillos el próximo 14 de mayo en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción de Porcuna tras una ceremonia religiosa en la que no habrá misa. Ellos esperan disfrutar del momento con sus familiares y amigos, por lo que buscaremos captar todos los momentos mágicos que sin duda tendrán lugar. El banquete se celebrará en un contexto íntimo y familiar en el que, sin duda algunas, las emociones saldrán a relucir a lo largo del todo el evento. Por ello, buscaremos plasmar todos y cada uno de los instantes vividos a través de numerosas imágenes fijas que la pareja guardarán con celo toda su vida. Además, servirán de testigo y como prueba de esos recuerdos inolvidables de una tarde de primavera que podrán mostrar a familiares y amigos.

Una preboda natural y con una gran sensación de libertad en Madrid

Al igual que hicimos en la sesión de preboda, el próximo 14 de mayo buscaremos fotografiarlos en un contexto en el que ambos se sientan tranquilos y seguros, de forma que expresen sus sentimientos y emociones de forma natural. Estaremos pendiente de retratar todos los momentos claves que acontecen en las bodas como ese en el que el padre entra a la habitación con los ojos llorosos y ve a la novia vestida por primera vez, o en el que la madre del novio le ayuda a vestirse y le lanza un “te quiero” al aire que emociona a todos los presentes. Todo esto hace que se convierta en la boda de tus sueños.

Ellos subrayan que aunque son muy diferentes en cuestiones de gustos y aficiones, ambos comparten unos valores y principios muy parecidos, y se quieren con locura. Por ello, tenían claro que querían que el día de su boda sea todo lo especial posible, pero sin que sea algo fuera de lo normal. Dentro de unas pocas semanas Gema y Manuel formalizarán su relación rodeados de los que más les quieren, por lo que nos esforzaremos al máximo en conseguir que sus recuerdos sean únicos y especiales, y que puedan rememorar ese día tan importante junto a los suyos cuando pasen los años y echen la vista atrás.

¡Disfrutad!

2017-03-19T06:01:55+00:00

Leave A Comment