Sesión de preboda natural y divertida

Últimamente estamos visitando Granada para hacer reportajes de boda y también de preboda y es que tenemos la suerte de que nuestras parejas no solo son de Jaén, si no de todas partes de la geografía española, lo que nos encanta porque podemos conocer sitios nuevos haciendo lo que más nos gusta, fotos de bodas y fotografías de gente que se quiere.

Las sesiones preboda son la oportunidad perfecta para disfrutar de imágenes originales, naturales y espontáneas en las que aparezcas con tu pareja sin los trajes de novios. Esta opción suele ser de las más contratadas, por encima de las sesiones postboda, ya que aunque es algo que, por supuesto, depende de los gustos de cada persona, normalmente, las parejas prefieren este tipo de imágenes para compartirlas con sus seres más queridos, colgándolas en un marco en el salón o incluyéndolas en un álbum.

Una sesión de preboda natural

Ana y Edu lo tenían muy claro. Ellos querían realizarse una sesión de preboda, pero que esta tuviera lugar después del enlace. Con los nervios del gran evento, los últimos preparativos y el surgimiento de algún que otro imprevisto, la pareja decidió posponer su reportaje para algunas semanas después de haber formalizado su relación. Cuando volvieron de su luna de miel ambos se pusieron en contacto conmigo para concertar una cita. Así, unos días después, me trasladé hasta Granada, su ciudad de origen, donde me encontré a una pareja de recién casados ilusionada y radiante. Tras una breve charla en la que, con un café en la mano, Ana y Edu me contaron su experiencia durante el día de la boda, sus impresiones con respecto a mi trabajo, y las aventuras vividas durante su viaje, nos dispusimos a trabajar. Verlos de nuevo me hizo una especial ilusión. Y es que, a veces, me ocurre que conecto tan bien con ciertas parejas que, sin darnos cuenta, se forja entre nosotros una relación de amistad.

Como tanto ellos como yo teníamos ganas de esforzarnos al máximo, decidimos que pasaríamos el día entero recorriendo la ciudad y sus alrededores, para fotografiarlos juntos en todos sus rincones. Ellos, conocedores fieles de la zona, me guiaron en todo momento para buscar nuevos escenarios y conseguir fotografías distintas, tomadas en puntos diferentes de la ciudad. Para ello nos trasladamos hasta las afueras de la ciudad, donde nos encontramos un enorme espacio verde, allí, rodeados de árboles y vegetación, captamos varias instantáneas en las que los jóvenes lucían naturales y espontáneos, corriendo por el campo, o saltando juntos como si de niños se tratase. Más tardes nos trasladamos hasta un antiguo secadero de tabaco, ya abandonada, donde conseguimos sacar fotos impactantes. Poco después, decidimos cambiar el paisaje, por lo que nos fuimos hasta el centro de la ciudad.

Un secadero de tabaco como localización de preboda

El resultado es una clara muestra de lo emocionante que pueden llegar a ser aquellas fotos en las que los protagonistas aparecen naturales. Y es que, tal y como he expresado en numerosas ocasiones, considero que este tipo de fotos tienen un mayor valor sentimental, que aquellas en las que se aparece posando. En imágenes así las parejas suelen salir como realmente son. A través de las instantáneas soy capaz de plasmar su forma de ser y de relacionarse con los demás. Para que no se sientan intimidados, poco a poco trato de crear un vínculo con ellos, con el que pretendo que ambos se sientan tranquilos y confiados. Normalmente suelo conseguirlo, y ellos mismos se quedan asombrados con el resultado.

Ana y Edu eligieron Granada como escenario para su sesión de preboda porque es su ciudad natal, en la que viven, y en la que se casaron. Para ellos este entorno significa mucho, y querían que, una vez más, se convirtiera en uno de los principales testigos de su felicidad. Para mí fue todo un lujo contar con ellos, fotografiarlos tal y como son: una joven pareja de enamorados que están dispuestos a darlo todo el uno por el otro. Espero seguir encontrándome a personas tan especiales a lo largo de mi trayecto profesional, clientes que te hacen reflexionar sobre el valor de unas instantáneas diferentes y especiales.

Pronto podréis ver dentro de nuestra sección reportajes de boda las fotos que pudimos hacer en su boda en el Carmen de los Mártires.

2017-08-01T23:45:42+00:00

Leave A Comment