María & Miguel, boda en Cortijo el Madroño de Martos

 

Una boda de verano en El Madroño

El reportaje de fotos de boda en Jaén de María y Miguel tiene para nosotros mucho valor, al igual que todas las fotos de boda que hacemos ponemos un trocito de nosotros como fotógrafos de boda y como personas, es como si tuvieran un trozo de nuestra alma, nos sirve para que el resultado final sea el váis a ver mas adelante, un reportaje de bodas especial y único, unas fotos de boda personalizadas y con la personalidad de cada cliente, es lo que distingue cada uno de nuestros trabajos.

Miguel y María se pusieron en contacto con nosotros para contarnos como sería su boda, la planificación para ellos era algo tediosa, ya que por motivos laborales ellos viven Madrid, así que prácticamente todo tenían que ir planeándolo a distancia o cada vez que podían bajar por aquí. María es de Torredonjimeno y respetando la tradición decidieron casarse en la Parroquia de San Pedro junto a sus familiares y amigos.

Empezamos la tarde acompañando a María en sus preparativos, decidió maquillarse en su propia casa, aunque antes ya habíamos estado con ella en la peluquería, las fotografías de preparativos en casa de los novios aportan mucho más valor al conjunto de la historia, la hace personal y cercana, ya que tenemos a nuestro alrededor que podemos combinar y que forman parte de los protagonistas, nos puede dar matices interesantes a la hora de componer y dar vida a su historia. La mayoría de las veces estamos preocupados por otros detalles con menos peso en vez de contar la historia fielmente, con un estilo documental por el que estamos luchando por impregnar en todos nuestros reportajes, es en realidad la parte más dificil de contar una historia, saber que disparar y cuando dispararlo.

La ceremonia religiosa se desarrollo bajo una parroquia llena de invitados que no dudaron en acompañar a esta pareja mientras se daban el si quiero ante sus atentas miradas, no hay nada más gratificante que subir al coro a hacer una foto de la novia entrando del brazo de su padre y ver las caras de felicidad de los asistentes sintiendo la misma emoción que la novia mientras se acerca al altar, justo allí la esperaba Miguel para comenzar uno de los pasos mas importantes de que puede dar una persona, unir tu camino al de tu compañera, para que vuestros destinos se conviertan en uno solo es algo en lo que pararse a reflexionar, compartir tu vida y todo lo que tienes con esa persona, es gran parte de lo que llamamos amor.

Una vez terminada la ceremonia religiosa nos dirigimos a toda velocidad junto a los novios al Cortijo el Madroño, situado cerca de Torredonjimeno, en el término municipal de Martos. Un cortijo señorial con unos salones impresionantes, y unos patios gigantes con aires rústicos. Llegamos justo cuando el sol empezó a caer por el horizonte, fué ahí cuando los nervios de Miguel y María empezaron a disolverse y se centraron uno en el otros, esas miradas de complicidad, dándole sentido a la palabra enlace, engarzando sus vidas, haciendo de sus sentimientos algo coherente. La celebración estuvo servida por el Catering de Grupo La Toja de los que sólo podemos decir maravillas, tanto por la comida que fué exquisita como el trato hacia nosotros, quedamos encantados. Casi finalizando la cena uno de los invitados -tio de la novia- les interpretó junto a unas amigas la canción de Chavela Vargas, “noches de boda”, perfecta para la ocasión.

La apertura de la barra libre fué detonada por el primer baile nupcial de esta recién casada pareja, otra de las partes a la que nos gusta darle nuestro sello personal y en la que nos dejan sacar nuestra parte más creativa, dando paso a otra parte de la boda en la que disfrutamos muchísimo… la fiesta de la que os dejamos unas cuantas fotos.

La noche cerrada nos sorprendió y nos vimos sentados en un patio inigualable bajo un manto negro estrellado de una calurosa noche de agosto, no recuerdo haber estado tan cómodo al aire libre y es que la ligera brisa que corría una vez entrada la madrugada hacía que lo único que apeteciera fuera dar rienda suelta a la conversación y el baile, además que me consta que así fué, la fiesta se alargó hasta el amanecer.

Disfrutad!

2017-03-19T06:01:59+00:00

Leave A Comment