Fotos de niñas recién nacidas – Sara

 

El tiempo pasa volando, por lo que no hay que dejar pasar la ocasión de plasmar todos aquellos momentos únicos que acontecen en nuestras vidas. Nosotros aprovechamos cualquier excusa para fotografiar a toda la familia, y como no podía ser de otra forma, en esta ocasión hemos decidido hacer una sesión de fotos de niña recién nacida a la pequeña Sara con tan solo unos días de vida, para, en un futuro, poder echar la vista atrás y recordar sus primeros días en casa. Nos consideramos de esos fotógrafos adictos a esta profesión por eso no podemos dejar de hacer fotos a nuestros niños en ningún momento y aunque nos gusta mucho la fotografía documental que se va construyendo día a día, tenemos que reconocer que nos perdemos con estas sesiones que realizamos en nuestro estudio, donde tenemos todo tipo de espacios habilitados para ofrecer este resultado.

Siempre recordamos a nuestros clientes la importancia de anticiparse a realizar una sesión fotográfica de su bebé recién nacido en los primeros quince días desde su nacimiento, para que así podamos aprovechar todas esas poses tan tiernas en las que nos gusta colocar a nuestros bebés y dicho sea de paso, para que podamos aprovechar todo el atrezzo para recién nacido que tenemos en nuestro estudio.

Tener un hijo es uno de los acontecimientos más emocionantes en la vida de cualquier persona, aunque sea por segunda vez. Por ello, tal y como hicimos con Ginés, nuestro hijo mayor, hemos aprovechado la oportunidad de retratar a Sara en diferentes espacios y con un atrezzo variado. Cuando aun están tan pequeños es mucho más fácil poder hacerles un reportaje de New Born o de recién nacido porque no se suelen mover mucho, y la mayor parte del tiempo están durmiendo. Aun así, nuestra pequeña no nos lo puso fácil, pasamos varias horas intentando que su postura fuera la adecuada para lograr unas fotografías que impacten y emocionen, pero con un poco de paciencia lo conseguimos. Podéis ver que el resultado es excepcional.

Un reportaje de fotos de una niña recién nacida es un recuerdo para el mañana

Al comparar estas fotografías con las que en su día le echamos a Ginés, nos hemos dado cuenta de que hemos crecido muchísimo en el plano profesional. A día de hoy acumulamos mucha más experiencia, nos sentimos más dispuestos y relajados cuando vamos a realizar un reportaje, y tenemos grandes ideas nuevas y originales. Todo ello se ve reflejado en las sesiones que realizamos, y nuestros clientes lo notan. Tanto esfuerzo y trabajo se ve recompensado, y por ello nos sentimos orgullosos.

Como podéis ver, en esta ocasión, hemos utilizado un atrezzo mucho más sofisticado que cuando fotografiamos a nuestro hijo mayor. Hace tan solo unas semanas hemos renovado todos los complementos que utilizamos para las sesiones de New Born. Ahora disponemos de nuevas mantas, tocados y adornos varios que le dan a nuestras fotos un toque especial y diferente, siempre dentro del estilo elegante y sobrio que nos caracteriza.

Estamos muy contentos con el resultado de las sesiones de fotos de niñas recién nacidas

El día de mañana, cuando Sara sea grande, podrá acudir a estas fotografías para ver cómo era con tan solo unos días de vida y, nosotros, tendremos el recuerdo de todas las emociones que sentimos aquel primer momento en el que después de tantos meses pudimos verla por primera vez.

Puedes ver más de nuestros trabajos de bebés recién nacidos aquí

2017-03-19T06:01:54+00:00

Deje su comentario