Besos de novios

Reflejo de novios besándose a la salida de la iglesia

Cuando alguien echa un vistazo al álbum de fotos de alguna pareja de recién casados siempre espera encontrarse con la típica foto de novios besándose. Este tipo de eventos son muy especiales por el significado que posee para los recién casados y su familia, por lo que las muestras de afecto se suceden a lo largo de todo el día. Ellos, rebosantes de alegría y felicidad, deseosos de empezar una nueva vida con el que será su compañero de viaje, no dudan en mostrar sus sentimientos con respecto a su pareja. Por lo que los gestos de cariño y atención se suceden uno tras otro.

Captar uno de estos momentos se convierte en una asignatura obligatoria para un fotógrafo. Sin embargo, el hecho de plasmarlo de una forma u otra es lo que nos diferencia a los profesionales de este sector. Para mí, lo más importante, es conseguir que esos momentos sean naturales y espontáneos, es decir, que ellos mismos sean los que tomen la iniciativa de besarse y no sea yo, por el contrario, el que los anime a ello. Por eso, me encuentro siempre preparado y al acecho, para captar cualquier instante y no perdérmelo.

Novios besándose al atardecer

El beso el día de la boda

En un evento de este tipo son muchos los tipos de besos con los que nos podemos encontrar. Los más comunes son los besos tímidos que los novios comparten una vez que ha finalizado la ceremonia religiosa, animados, en la mayoría de ocasiones, por sus amigos y familiares que están presentes. Una vez que estos pasan a la sacristía a firmar el acta matrimonial, la pareja, convertida ya en marido y mujer, se relaja. Es en ese momento cuando comparten sus primeras impresiones, se besan sin pudor, sonríen y se confiesan mutuamente lo nervioso que estaban antes de que empezara todo. “Tenía tantos nervios que he ido al baño cuatro veces”, confesaba Carlos entre risas. “Cuando te he visto pensaba que se me salía el corazón”, decía Salva con voz entrecortada.

Novio besa a novia en el campo

La salida de la iglesia es otro de los momentos claves. Los amigos y familiares, deseosos de verlos salir por la puerta grande ponen todas sus energía en colmarlos de vítores y cantos, y, por supuesto, de cantidades ingentes de arroz. Tras finalizar la tradición que, dicen, proviene de la cultura oriental, y que simboliza los buenos deseos de los presentes para con los recién casados, los amigos piden un segundo beso, el cual suele ser mucho más apasionado que los anteriores. Es en este instante cuando la alegría inunda a los protagonistas que, tranquilos, saben que a partir de ese momento comienza la parte más relajada del evento y, por qué no, la más divertida.

Silueta de novios besándose

El beso en el banquete

En el banquete, los besos se suceden unos tras otros. Cualquier momento es bueno para demostrar a todos los presentes el amor mutuo que los recién casados se tienen. Como fotógrafo, el escuchar el famoso cántico de “que se besen los novios” supone estar atento, tras el objetivo, para no perder detalle alguno de lo que acontece. Además cada vez que alguno de los amigos les hacen cualquier tipo de regalo, estos suelen besarse intensamente, como muestra de la enorme alegría que ambos experimentan durante ese día tan especial. Pero no solo busco retratar los besos que los novios comparten, si no también las miradas y los gestos. Para mi es muy importante saber retratar esos momentos de pasión en los que con una mirada lo dicen todo, o esos instantes en los que con algún que otro gesto expresan, casi sin querer, todo lo que sienten por sus padres que, pletóricos, los acompañan muy de cerca ese día.

Novios se besan en la puerta de la iglesia

Otra de las estampas típicas que suelo mostrar en las fotos de novios besándose que realizo tiene lugar en el baile. Ese momento suele ser muy especial para la mayoría de parejas ya que la canción que han elegido tiene un significado muy especial para ellos. En ocasiones esta es la melodía que sonaba el día en el que se conocieron, o la primera canción que escucharon juntos y con la que se les erizó la piel, en otras, la letra es tan real que se sienten identificados con ella. Este momento tan mágico suele concluir con un beso sincero y emotivo.

Sea cual sea el contexto o la situación, siempre busco estar ahí. Captar la esencia, lo que acontece, porque realmente eso es una boda; un compendio de emociones y sentimientos que resumen a la perfección un día tan especial.

Novios se besan durante el banquete

Fotógrafo de bodas en Jaén

Llevo años trabajando como fotógrafo de bodas en Jaén pero disponible en toda España, con un estilo documental creando imágenes diferentes y emotivas para tu reportaje de bodas, contamos la historia tal y como sucedió, para ello no dejaremos de buscar ese punto de vista diferente en nuestros reportajes para entregar al cliente el mejor reportaje de bodas que puedan soñar.

2017-03-19T06:01:54+00:00

Leave A Comment